La gobernadora Toro enfatizó la importancia de priorizar la reforestación y el mantenimiento de estas cuencas para asegurar el recurso hídrico en la región. Se han identificado siete ríos, entre ellos el Guabas, que abastece a Ginebra y Guacarí; el Arroyohondo en Yumbo; y el río Cali, como prioritarios para intervenciones inmediatas. Además, se atenderán las cuencas de los ríos Dagua, Amaime y Pescador, beneficiando a diversas comunidades en la zona.

Diego Victoria Mejía, asesor ambiental, destacó que se trabajará en estrecha colaboración con los miembros del consejo para ejecutar el plan departamental de control del cambio climático, con el objetivo de convertir al Valle en el primer departamento de carbono cero.

El secretario de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Oswaldo Arcos, resaltó el compromiso de la gobernadora y subrayó la importancia de unir esfuerzos con instituciones ambientales, organizaciones y alcaldías para la protección de las cuencas.

En la reunión participaron representantes de entidades públicas y privadas, incluido Pedro Nel Montoya de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC), quien destacó el avance logrado en la conservación de especies vegetales que protegen y mejoran las cuencas hidrográficas.

Carlos Alberto Mantilla, líder de generación hidráulica de Celsia, expresó el compromiso de la empresa con una inversión anual significativa para la siembra de árboles, contribuyendo activamente a los esfuerzos de conservación ambiental en la región.

Se acordó trabajar de manera coordinada entre el sector público, privado y la academia para fortalecer las acciones de conservación ambiental en el departamento del Valle del Cauca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *