1) Aceptando que hay varias categorías de periodismo: político, judicial, económico, social, cultural, ambiental, entre otros más; es menester reiterar, que hoy en Colombia, ni el medio, ni el periodista, ejercen cabalmente su labor; pues casi todos, se niegan a actuar como CONTRAPÓDER.

2) Si se dedican a avalar a una de las partes en tensión, niegan al ciudadano, mirar la otra cara de la luna y, eso menoscaba la cultura política y, exacerba, la cultura de las emociones, no la de las reflexiones.

3) El gobierno y los demás agentes de poder económico y social, tienen todo el derecho de fundar y editorializar sus propios medios. De los demás, se debe esperar el análisis, el contexto, las otras miradas, aún, aceptando que tengan afinidades y controversias con el gobierno y/o con los otros poderes institucionales.

4) El periodismo es una alternativa fundamental, para defender lo que llamamos «democracia», esa noción imperfecta y más o menos funcional, que protege a la comunidad nacional de la tentación del autoritarismo de un grupo, organización o individuo.

5) Las actuaciones indeseables de grupos y personas que han aprovechado el poder del Estado, en ejercicio de sus roles en el gobierno, «jamás» podrán ser justificantes, ni para prácticas confusas en quienes hoy gobiernan, ni para medios y periodistas, que olvidan su delicada misión ética, en coyunturas tan sensibles como las que hoy vivimos.

6) Medios y periodistas, no institucionales, no corporativos, el país no puede seguir oyendo solo ruidos belicosos o de barras bravas. Ejercer contrapoder, es mostrar lo que los poderes no quieren mostrar, y, en cambio sí, lo que los territorios y comunidades están pidiendo o haciendo. Mostrar, no hacer mera propaganda. Lo primero es periodismo, lo segundo es publicidad.

7) Por último, no olvidar que el poder está en cualquier grupo, organización o individuo, que con sus decisiones y actuaciones, termina afectando, para bien o para mal, la vida de quienes están en su entorno: desde el cura del pueblo, pasando por el médico rural y siguiendo con el Alcalde y demás actores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *